La Copa Mola

La competición del KO, siempre ha sido una competición que ha atraído la atención de los equipos modestos y de los grandes. Un torneo que da la oportunidad tanto visual como de juego de que equipo que quizas no encontraríamos ni en el mapa, den alegrías a sus aficiones eliminando a los más potentes club de primera división.

Durante mis 3 años en el FC Andorra he tenido la suerte de vivir la copa del Rey los 3 años aunque la última ronda contra el Celta de Vigo me la perdí por la Covid19. El Andratx y el Leganés el primer año, el Burgos, viajando al mítico Plantío y el CD Náxara y el Celta de Vigo en la 2021/2022.

Andratx y Leganés en la 2019/2020

Viajamos al Plantío (Burgos) en la 2020/2021

La segunda vez que viví plenamente la Copa del Rey, no fue en Andorra. El sorteo quiso que viajaramos a un estadio historico de futbol español el Plantío de Burgos, para enfrentarnos a uno de los potentes con la categoría como se demostró al final ya que ascendió a Segunda división, el Burgos CF. Viaje largo, pero de los que se hacen con tanta ilusión que los quilometros no te afectan ya que las ganas de hacer algo bonito son superiores a las horas de bus que pasas.

Al llegar nos fuimos a entrenar a la ciudad deportiva del equipo burgalés, que nos cedieron con un gran trato y amabilidad para poder realizar el entrenamiento pre-partido. Después vuelta al hotel y a descansar para el día siguiente poder pasear por la bonita ciudad de burgos y esperar la hora del partido.

Llegados al estadio de el Plantío, procedimiento habitual preparación de vestuario, salida al campo para el calentamiento y comienzo del partido. Todo con el merchandising de la federación en la copa del rey. 

Anterior
Siguiente

El partido transcurrió sin incidencias, lo único malo es que el resultado no nos acompañó. Después de aguantar muy bien a un rival superior mas de 60 encajamos el 1 a 0 en el 65 aproximadamente. Lo intentamos hasta el final, pero en el los minutos de descuento encajamos el segundo gol, 2 a 0 final y final del partido y de la copa del Rey para nosotros. En definitiva una experiencia increible que por suerte aún pude repetir una temporada más.

La recompensa

A parte de la experiencia vivida, los ratos con los jugadores y el cuerpo técnico y staff pude añadir a mi colección la camiseta de uno de los jugadores del Burgos, gracias a David Martín, que me consiguió su camiseta, la de Galder Cerrajería.